Brackets metálicos autoligables

Los brackets metálicos han sido, durante muchos años, el sistema de ortodoncia más conocido y también el más empleado. Cuando se hablaba de aparatos metálicos dentales se relacionaba directamente con los niños y los adolescentes, en cambio, a día de hoy, este tipo de ortodoncia ha pasado a ser llevada por gente adulta y que por su preocupación por la estética mientras llevan a cabo el tratamiento, ha hecho que esos también evolucionen y de ahí que existan varios tipos de aparatos como lo son brackets metálicos autoligables. Si estás pensando en ponerte brackets metálicos autoligables en Sevilla, cuenta con nosotros.

Clinica Dental San Bernardo

Clínica dental en Sevilla especializada en Brackets autoligables

La ortodoncia en Sevilla y a nivel mundial, cada vez toma más protagonismo en los tratamientos dentales llevados a cabo en los pacientes que quieren tener una salud dental y conseguir y mantener una sonrisa bonita. Este fenómeno hace que existan cada vez más exigencias desde el punto de vista estético en el área de la ortodoncia. Antes de que decidas qué tipo de brackets te vas a poner, lo primero que debes hacer es acudir a un ortodoncista, el cual, te va a aconsejar sobre qué brackets se adaptan mejor a tus necesidades. Vente a nuestra clínica dental en Sevilla especializada en Brackets autoligables

Póngase en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto

Diferencia entre brackets e Invisalign

Cuando se habla de ortodoncia, hacemos referencia al hecho de corregir las alteraciones en el alineamiento dentario, a ayudar a mejorar la mordida, a devolver la funcionalidad morfológica de la boca, de la cara o de la estética en general. Existen maneras para llevar esas correcciones a través de brackets o bien mediante alineadores transparentes conocidos como el método Invisalign. Entre esos dos métodos existen ciertas diferencias como:

  1. El precio: el precio de los brackets por lo general, es más barato que el del Invisalign.
  2. Los brackets son estructuras fijas mientras que las férulas del Invisalign son movibles.
  3. La limpieza de los brackets resulta más compleja en comparación a la del Invisalign.
  4. Los brackets son más incómodos que el Invisalign.
  5. Las personas con brackets deben evitar los alimentos duros, pegajosos y crujientes y deben evitar al máximo las bebidas gaseosas y azucaradas, mientras que las que lleven en Invisalign, pueden consumirlas y lavar las piezas tras la comida.
  6. Aunque existan ya brackets transparentes, los alineadores pasan desapercibidos.

Póngase en contacto con nosotros: +34 954 417 310 / +34 638 541 839

Tipos de brackets metálicos

Brackets metalicos convencionales

Los brackets metálicos convencionales son a día de hoy la ortodoncia más económica y además, su material de acero inoxidable hace prácticamente imposible que se deterioren, la pega con la que se encuentra la gente es que se trata de una ortodoncia menos estética y que necesita más tiempo de tratamiento.

En la ortodoncia convencional unas ligaduras metálicas o elásticas o gomitas trasparentes unen los arcos a los brackets. Estos brackets en ortodoncia, se utilizan para solucionar problemas de alineamiento y mordida de los dientes, moviéndolos a su posición correcta.

Normalmente, los brackets metálicos convencionales son usados más en niños, debido a que pueden ser personalizados eligiendo el color de las gomas, que suele ser algo que les gusta a los peques ya que participan en su tratamiento. Ya sea porque eligen su color favorito o los de su equipo de fútbol, su princesa favorita, etc. Además, de esa manera, se les hace un poco más agradable y divertido llevar aparato. En cambio, los adultos prefieren los estéticos, que son los demás tipos de brackets.

Brackets autoligables

Los brackets autoligables son la última tecnología. Poseen unos clips que permiten coger el arco sin necesidad de gomas ni ligaduras como en el caso de los brackets metálicos autoligables. Con este tipo de brackets, se permite el uso de fuerzas muy ligeras para poder mover los dientes. La fricción disminuye y el arco tiene más capacidad de moverse dentro de los brackets para que así se muevan los dientes con facilidad, por lo tanto, este tratamiento resulta más corto. Con los brackets autoligables, el tiempo de las revisiones es más alargado, lo que lo convierte en el perfecto para la gente que anda ocupada. A diferencia de los brackets metálicos, estos facilitan la limpieza. La única desventaja que se puede apreciar, aunque no sea grave por ser muy discreto, es que el clip es metálico.

En definitiva, los brackets autoligables son un sistema de ortodoncia que utiliza unos brackets especiales que no necesitan ligaduras, haciendo que sea este tratamiento más estético, de ahí que también puedan denominarse brackets estéticos y metálicos.

Brackets transparentes

Cuando se trata de ortodoncia invisible, entran ya los brackets transparentes o estéticos que, sin duda, se han convertido en una de las últimas innovaciones tecnológicas en la ortodoncia fija.

Lo que los difiere es que las tonalidades con las que están confeccionadas son parecidas o similares a las de nuestra dentadura, lo que hace que pases prácticamente desapercibidos. Estos brackets son colocados en la parte posterior de los dientes haciendo que sean invisibles al sonreír.

Brackets zafiro

Los brackets de zafiro ofrecen al paciente más comodidad en su uso diario, en principio porque son completamente estéticos por la apariencia transparente que tienen y con un color que simula el tono natural del esmalte de los dientes, haciéndolos pasar desapercibido. Este tipo de brackets comparten las características de los brackets de cerámica y ni se vuelven amarillos ni se manchan, por lo que lucirá la ortodoncia durante todo el tratamiento como el primer día. Están elaborados de un zafiro sintético que tiene la misma estructura química y composición natural. El precio de los brackets de zafiro es superior al de los demás tipos de brackets por su material y las ventajas que posee.

Brackets cerámicos

Los brackets cerámicos o denominados también brackets de porcelana también se engloban en el grupo de los brackets transparentes o estéticos. Estos brackets están hechos de un material similar al esmalte natural de la dentadura. Los hay de varias tonalidades, que pueden ser adaptadas a cada color de diente con el fin de ofrecer un resultado más discreto o invisible a todos los pacientes. Es importante destacar que, en algunos casos, los aparatos son fijados con un alambre que puede ser blanco o en otros pacientes de un arco metálico. Son colocados de la misma forma que los brackets metálicos convencionales y normalmente, ejercen una cierta presión que mueve de manera gradual los dientes hasta que se consiga una sonrisa bonita y perfectamente alineada.

Como se ha dicho, los brackets cerámicos son transparentes, lo que los hace perfectos, atractivos e ideales para los adultos a los que les atrae la estética. Además de eso, cuentan con más beneficios como es el caso de que provocan menos irritación y llagas en las encías, las piezas por lo general, pesan mucho más ejerciendo más presión sobre el diente.

Póngase en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto

¿Qué diferencia hay entre brackets autoligables y convencionales?

Existen varias diferencias existentes entre los brackets autoligables y los convencionales:

  1. La principal diferencia es la forma de sujeción de los brackets, ya que los brackets autoligables no necesitan ninguna ligadura, mientras que los convencionales sí, que son las gomitas de las que estamos acostumbrados a ver.
  2. Con los brackets convencionales hay que ir de forma más frecuente al especialista porque las gomas se tiñen y pierden fuerza, cosa que no se da en los brackets autoligables.
  3. La limpieza es más sencilla con los brackets autoligables ya que en los convencionales, por la existencia de las gomitas, se retiene restos de alimentos y la limpieza se hace un poco más difícil.
  4. Los brackets convencionales generan más fricción y con ellos se realiza más fuerza para mover la dentadura a diferencia que con los brackets autoligables donde se necesita ejercer menos fuerza.
  5. El precio de los brackets autoligables es algo más elevado que el de los convencionales, pero vale la pena por las ventajas que ofrece.

Ventajas y desventajas de los brackets metálicos

Ventajas de los barckets metálicos:

  • Los brackets metálicos son mucho más económicos en cuanto a tratamientos de ortodoncias se refiere.
  • Son mucho más resistentes que algunos tipos de brackets transparentes que por lo general, tienden a romperse con más facilidad.
  • En caso de que te gusten los colores, puede ser una opción atractiva, ya que se puede poner ligaduras de colores.

Desventajas de los brackets metálicos

  • Tiene muy poco estética lo que hace que sean descartados por cierta gente.
  • Los primeros días puedes experimentar rozaduras o llagas.

Brackets metálicos en Sevilla, San Bernardo Dentistas

Siempre que quieras llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia es mejor que te informes primero y dejes guiarte por profesionales que incluyan en su centro innovación y vanguardia para que puedas estar al día. Si estás pensando en ponerte algún tipo de brackets, consulta y deja que te asesoremos sobre cuál es el tipo de brackets que mejor se adapta a tus necesidades. Brackets metálicos en Sevilla, San Bernardo dentistas.

Cuidados y consejos para mantener los brackets metálicos en perfecto estado

Es importante que tengas en cuenta que para que se mantengan en buenas condiciones los brackets metálicos hay que seguir una serie de cuidados:

  1. Para empezar, es necesario que cuentes con una buena higiene dental, es decir, que cumplas con la limpieza dental después de cada comida para que no se te queden restos de comida.
  2. Es necesario que sigas al pie de la letra las recomendaciones del especialista.
  3. Es importante que cuides tu alimentación, que tu dieta no incluya alimentos y bebidas que molesten o dificulten el cuidado del aparato.

Si se sigue esta serie de consejos y recomendaciones, no se va a tener ningún problema con el tratamiento de ortodoncia de brackets metálicos, o si se tiene, será un problema muy leve. En caso contrario tendrá varias dificultades que lo harán ir con más frecuencia a ver al especialista.

Póngase en contacto con nosotros: +34 954 417 310 / +34 638 541 839

Dudas frecuentes sobre brackets metálicos

Cuando un individuo está haciéndose la idea de someterse a un tratamiento de ortodoncia, le surgen una serie de preguntas. Aquí te resolvemos algunas dudas frecuentes acerca de brackets metálicos.

¿De qué material están hechos los brackets metálicos?

Los brackets metálicos están hechos en acero inoxidable de uso biomédico, lo que evita la aparición de todo tipo de alergias. Sin embargo, para pacientes con alergia al níquel, pueden utilizarse perfectamente los brackets de titanio, que es otro de los materiales con los que se realiza este tipo de brackets.

¿Cómo funcionan los brackets metálicos?

Los brackets metálicos poseen arcos de alambre de diferentes aleaciones, con secciones apoyadas en soportes metálicos. De esta manera, el bracket se queda adherido a cada diente, en función de su estructura dental, con los ángulos de inclinación y torsión adecuados. Lo que hace el soporte metálico es transmitir fuerza al bracket, y el diente se irá redirigiendo a la posición que se busca.

¿Cómo se colocan los brackets metálicos?

Antes de colocar los brackets, se necesita realizar una profilaxis dental y realizar la limpieza del diente con cepillos de profilaxis.

  1. Después, colocar un separador dental junto con un aspirador y unos algodones para aislar la superficie dental y mantenerla lo más seca posible.
  2. Se prepara la superficie dental mediante el grabado ácido creando una zona zona microporosa para que el bracket se adhiera mejor. Se procede a eliminar y limpiar el ácido.
  3. Se elimina y se limpia el ácido y cuando la zona esté limpia, se pincela el adhesivo sobre la superficie vestibular del diente.  Se coloca el composite al bracket y este es posicionado sobre la cara vestibular del diente. Y se eliminan los restos de composite, para que quede la superficie pulida.
  4. Se emplean medidores para colocar y centrar de forma precisa los brackets y finalmente se polimeriza el composite.
  5. Cuando se hayan colocado los brackets, se coloca del arco y de las ligaduras para sujetarlo.

¿Duelen los brackets?

En realidad, no. Aunque tienen un aspecto temible, es necesario que sepas que al tacto esos son suaves y no tienen ni picos ni esquinas que se claven, por lo que, por sí mismos, no duelen.

Aunque tengan un aspecto temible tienes que saber que al tacto los brackets son suaves y no tienen esquinas ni picos que se claven. Los brackets por sí mismos no duelen. Es normal que los primeros días después de cada visita, tras la activación del aparato, notes mayor tensión en la dentadura; esa tensión puede durar entre 4 y 5 días. Aparte de eso, es fácil que por la forma de dormir se marque el aparato causando llagan o rozaduras que sí que duelen.

¿Cuáles son los síntomas de llevar brackets?

Algunos de los síntomas de llevar los brackets son:

  1. Incomodidad
  2. Dolor de encías
  3. Posibilidad de contar con cortes en la lengua
  4. Llagas en el interior de las mejillas

Qué es mejor, brackets convencionales o de autoligado

La principal diferencia entre brackets convencionales y los de autoligado es la manera en que se sujeta el arco al bracket. A diferencia de los brackets convencionales, los brackets autoligables no emplean ligaduras externas para unirlos con el arco encargado de ejercer la presión en los dientes para llevarlos a su correcta posición.

¿Qué tipo de brackets son más efectivos?

En realidad, los brackets metálicos estéticos y los de zafiro ofrecen una mayor durabilidad y efectividad, con respecto al resto de los brackets, ya que no necesitan ser reemplazados con frecuencia, como los de cerámica, ya que no se fracturan durante el tratamiento de ortodoncia.

¿Qué tiempo hay que llevar brackets?

En la actualidad como media, los tratamientos de ortodoncia como brackets suelen durar unos 18 meses. Es decir, existen algunos tratamientos sencillos que duran entre 7 y 12 meses, mientras que otros por su complejidad, requieren una duración mínima de entre 24 y/o 36 meses.

¿Qué tipo de brackets molestan menos?

Aparte del sistema Invisalign que son alineadores transparentes, que solo se retiran para comer, no molestan a la hora de hablar y permiten corregir problemas de todo tipo, los brackets de zafiro son otro tipo de brackets que molestan menos. Estos últimos son completamente cómodos, brindan confianza al sonreír, ofrecen excelentes resultados estéticos, previenen el desgaste de los dientes, entre otros.

¿Cuándo se empiezan a ver los resultados de los brackets?

En algunos casos leves se llegan a percibir los primeros resultados visibles a los tres meses, pero en otros, que por lo general son más graves, hay que esperar hasta seis meses para detectarlos. Todo depende de tu situación, pero también de tu percepción.

¿Cuánto tiempo tardan en bajar los colmillos con brackets?

Por lo general, el alineamiento o bajada de un colmillo montado o canino elevado suele oscilar entre 4 y 6 meses con un tratamiento de ortodoncia de brackets.

¿Qué precio tienen los brackets autoligables?

El precio de los brackets autoligables oscila entre 3.500€ a 4.000€ generalmente, pero es normal que varíe en función a varios aspectos como es el caso de la complejidad de tu dentadura.

¿Cuál es la mejor edad para poner brackets?

La mejor edad para ponerse brackets está entre los 10 y los 14 años, eso es cuando la cabeza y la boca aún están en fase de crecimiento y es más fácil enderezar los dientes. Es totalmente cierto, que cada día un mayor número de adultos se somete al tratamiento con brackets para corregir problemas menores y mejorar sus sonrisas.

¿Cómo evitar las heridas causadas por los brackets?

Parece fácil evitar las llagas o heridas causadas por los brackets, pero no lo es tanto. Para evitar esas heridas, es imprescindible que te asegures de que tus brackets estén bien colocados, o de lo contrario, acude al dentista para que se reajuste. Otro tip consiste en no acostarnos por la parte en la que sentimos la presión para que el material no cause mucha fricción con la mejilla.

¿Cómo curar las heridas causadas por los brackets?

Para curar las heridas causadas por los brackets hay que llevar a cabo algunas recomendaciones:

  1. Desapretar la ortodoncia: esto será llevado a cabo por el dentista.
  2. Aplicar cera o silicona los primeros días de la ortodoncia para evitar que aparezcan las llagas.
  3. Es recomendable que no se tome ibuprofeno porque inhibe el movimiento de los dientes, y se corrigen con mayor lentitud.
  4. Aplicar geles o sprays con ácido hialurónico, ya que esos recubren la llaga, alivian el dolor y ayudan a su cicatrización.
  5. Tomar analgésicos según prescripción facultativa.
  6. Enjuagar la boca con la misma cantidad de agua que peróxido de hidrógeno.
  7. Usar agua con sal
  8. Hacer una infusión de manzanilla.
  9. Llevar una dieta blanda esos días.

¿Qué es más rápido el tratamiento con brackets o con Invisalign?

Lo primero que debes saber si tienes un buen ortodoncista es que Invisalign no es un método ni más lento ni más rápido que los brackets. Con el Invisalign podrás comer, sonreír y hablar sin que se note que lleves nada en la boca, si realizas deporte no tienes que preocuparte por las heridas al golpearte en la boca ya que podrás retirarlos si es necesario, pero la duración tiende a ser la misma que la de los brackets.

Clinica Dental San Bernardo